TERMINILOGÍA BÁSICA

Tumor: Es todo crecimiento anormal de un tejido de cualquier sitio del cuerpo. En sentido sencillo hay dos clases de tumores: benignos y malignos. Tumor es cualquier crecimiento anormal y sin orden de las células de cualquier sitio del cuerpo.

La terminación oma en las palabras médicas, socorrida de los crucigramas, indica tumor sin definir su benignidad o malignidad, así hepatoma, maligno en hígado, o mioma, benigno en útero.

Neoplasia: Es una palabra similar a la anterior y ha sido confundida porque no indica que el crecimiento sea siempre maligno.

Oncología: Es el estudio de tumores o neoplasias, sin importar si éstos son benignos o malignos.

Cáncer: Es el término más adecuado para los tumores malignos.

Anaplasia: Es un término muy técnico y significa que las células presentes en un tumor maligno no se parecen en nada y funcionan de manera muy diferente de las células normales del mismo tejido. Ello implica un grado severo del tumor o agresividad.

Carcinógeno: Sustancia química, agente físico o microrganismo que puede desencadenar un cáncer.

Cocarcinógeno: Una sustancia o agente físico que por sí solo no produce cáncer, pero que ayuda a los carcinógenos a la formación de tumores malignos.

Cáncer o carcinoma in situ: Indica que el tumor maligno se encuentra muy localizado y por lo tanto no se ha extendido a los tejidos vecinos. Implica una respuesta favorable al tratamiento.

Metástasis: Son implantaciones del tumor maligno en otros sitios diferentes del órgano en donde se originó el tumor. Los tumores benignos no hacen metástasis.

Vías de diseminación: Las células tumorales malignas pueden invadir por tres mecanismos: por contigüidad, el ejemplo clásico es el carcinoma de cuello uterino. Por los vasos linfáticos como el carcinoma de mama. Por la sangre como el carcinoma de próstata.

Crecimiento del tumor: Tanto los tumores benignos como los malignos pueden aumentar de tamaño. La velocidad del crecimiento depende de muchas circunstancias, entre las cuales se hallan la clase de células comprometidas, la función de ellas y el órgano en donde se encuentra el tumor. Los tumores benignos crecen más lentamente que los malignos.

Cáncer primario: Indica el sitio en donde se originó el tumor maligno. Puede ser en cualquier órgano como páncreas, útero. Pulmón, colón, estómago o hígado.

El cáncer es un término igual a tumor maligno o neoplasia. En términos coloquiales se identifica por la creación de células anormales en cualquier parte del cuerpo, la multiplicación sin límites de ellas por causas multifactoriales y que tienen las siguientes características:

Pueden invadir cualquier parte del cuerpo

Pueden llegar a otros órganos y este proceso se conoce como metástasis.

La metástasis es la principal causa de muerte en los pacientes con cáncer.

 ¿Todos los tumores son Cáncer?

No. los tumores se dividen en malignos y benignos. Los benignos pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, no invaden, no dan metástasis, crecen ordenada y lentamente. No causan muerte.

¿Podemos prevenir el cáncer? 

La prevención del cáncer debe hacerse desde la niñez. Muchos tipos de cáncer pueden ser curados si se detectan a tiempo. Nadie está libre de un tumor.

Si existe una predisposición genética a determinados tipos de cáncer. Ningún tumor se pasa de padres a hijos; lo que se trasmite son los genes que favorecen que la descendencia tenga cáncer. Más ello no es absoluto porque no siempre la hija va a tener cáncer de mama como lo tuvo la madre. Existen varios mecanismos complejos que determinan si los factores genéticos pueden facilitar el desarrollo del cáncer. Hay genes heredados que suprimen el control de crecimiento normal de determinadas células. No hay transmisión directa del cáncer de madre o padre a los hijos.

Varios tipos de cáncer pueden prevenirse totalmente o disminuir la probabilidad de tenerlo. Cada tumor maligno en particular tiene sus propias medidas preventivas que se deben adoptar desde niños, de allí la importancia de los padres o responsables de los infantes en la vida futura de las personas para con ésta y otra clase de enfermedades. Sin embargo, la prevención no es factible para todos los tumores.

El cáncer no es el primer problema en salud que afecta a los colombianos, pero, es un conjunto de al menos cien distintas enfermedades que, de una u otra manera, comprometen la vida del paciente, la estabilidad de la familia y constituye una pérdida para la sociedad. Sin embargo, la idea de que todo paciente con cáncer muere irremediablemente de la lesión, es un hecho que ha dejado de ser verdad, y en la actualidad existen muchos diagnósticos precoces que conducen a su curación, así como a tratamientos adecuados y oportunos que llevan a la recuperación de su salud íntegramente, la cual perdió temporalmente a consecuencia de la enfermedad maligna. Existen muchos y diferentes sistemas de rehabilitación que hacen posible que le paciente, que ha sido sometido a la terapia indicada contra el cáncer, pueda de nuevo reintegrase de una manera normal a las actividades que había venido realizando antes del inicio del cuadro clínico de cáncer o previamente al diagnóstico del tumor.

En la actualidad, el diagnóstico de cáncer debe estar sustentado con bases clínicas y de ayudas diagnósticas. Ambas son importantes para la definición exacta de un paciente con cáncer.

La anatomía patológica, así como en la citología, biopsia o estudio postmortem, pueden ofrecer un diagnóstico definitivo. En la citología hay que advertir que un estudio ocasional no descarta, por sí solo, en un 100%, la existencia del tumor. De otro lado, los resultados positivos indican que en más del 99% corresponde a la realidad.

¿TE GUSTARÍA RECIBIR NOTICIAS DE ACONTECIMIENTOS IMPORTANTES DE LA LIGA CONTRA EL CÁNCER SECCIONAL CALDAS?