CINCO REGLAS DE INTERÉS GENERAL

  1. La mayoría de los tumores malignos pueden ser evitados. Es responsabilidad de cada persona su protección.
  2. Descubierto a tiempo el cáncer puede ser tratado y erradicado
  3. Todo factor de riesgo incontrolado y permanente, con o sin signos de alarma, debe ser consultado con el médico.
  4. La herencia y los peligros del medio son factores cada vez más importantes en cáncer
  5. Todo paciente tiene derechos, los debe reclamar para preservar su vida con calidad