¿QUÉ ES EL CÁNCER DE CUELLO UTERINO?

No hace muchos años, el principal cáncer en las mujeres era el de cuello uterino. Varias e importantes razones condujeron a ello, a pesar de que ya en la década de 1960 existía en Caldas el Comité Zonal de Lucha contra el Cáncer, en donde uno de sus programas era la promoción de la toma de la citología vaginal, (hoy cérvico –uterina), en forma periódica.

 

La educación, la cultura y las oportunidades fueron importantes para que las mujeres accedieran masivamente a esta práctica e influyeron en una mayor aceptación de este procedimiento, considerado hoy s a l v a d o r de vidas, con la consiguiente mejoría en la expectativa de vida y en el mantenimiento de la misma con calidad.

Muchas mujeres por pudor no se dejaban examinar y terminaban dramáticamente sus días con un tumor maligno del cérvix uterino. Cuando consultaban o las forzaban a consultar, era muy poco lo que se podía hacer en su caso. Estos casos dramáticos son cada vez menos y no hay razón valedera para que ellos puedan presentarse en Caldas.

 

¿Qué es el cuello uterino?

Es la porción más baja del útero y a través de ese segmento, que se encuentra en la parte más profunda de la vagina, se introduce el semen, se expulsan los restos menstruales y nacen los niños. En el cuello uterino hay varias clases de tejidos: el compuesto por células escamosas y el de glandulares. En ambos puede haber tumores. En las mujeres latinoamericanas, más del 95% de estos tumores se origina en el tejido escamo celular.

 

¿Qué enfermedades se localizan en el cuello uterino?

En el cuello uterino se pueden encontrar en general infecciones, lesiones traumáticas y tumores benignos y malignos. Cuando hay microrganismos agresores se produce la inflamación, conocida como cervicitis, que puede ser aguda o crónica.

 

¿Cómo se produce el cáncer en el cérvix?

 

Se vincula estrechamente con la infección con el Virus del Papiloma Humano, VPH, el cual también puede producir lesiones benignas denominadas condilomas, especie de verrugas, y otros tumores malignos en la vagina y la vulva. Este virus puede producir tumores en otros sitios que incluyen piel y mucosas.

El virus infecta la vagina por varias vías, incluyendo la fundamental transmisión sexual, aunque no es exclusiva, y de allí se localiza en el cérvix, (especialmente los tipos 16, 18, 31, 33, 35 y 53). Para multiplicarse, entra en las células del cuello uterino y las transforma en malignas.  Ello facilita que toda la descendencia de las células alteradas tenga una información genética que hace que ellas sean anormales (cancerosas), y por lo tanto nacen y se multiplican indefinidamente hasta construir el tumor. Como se ha dicho, el virus puede encontrarse en muchas otras partes del cuerpo.

 

¿Cómo comienza el cáncer?

El cáncer de cuello uterino comienza con lesiones microscópicas en las células escamosas que están limitadas por el epitelio, lámina de células que recubre el cérvix. Cuando se encuentra en esta etapa es muy fácil controlarlo y curarlo con un tratamiento adecuado, generalmente sencillo. Para lograrlo es necesario hacer dos e s t u d i o s : la colposcopia , visualización directa del cuello mediante lentes especiales, y la citología, estudio especial de las células del cérvix o, lo que es mejor , la citología bajo colposcopia, las cuales en conjunto detectan más anormalidades celulares y de los tejidos.

¿Hay edad límite para el cáncer de cérvix?

No hay edad límite, desde la juventud hasta la senectud. En Caldas se han informado casos de mujeres en la segunda y tercera décadas de la vida. La edad de mayor frecuencia de este cáncer oscila entre los 40 y 45 años, pero las lesiones de tipo NIC I, II y III, son más frecuentes alrededor de los 30 años.

 

¿Qué es LEI de bajo grado o alto grado?

Es una calificación estandarizada que se usa para denominar las lesiones del epitelio escamoso del cuello uterino causadas por las infecciones, por el virus del papiloma humano.

La alteración de bajo grado corresponde a cambios celulares leves y la de alto grado a cambios celulares más severos que inclusive podrían corresponder a un cáncer in situ.

Todas las lesiones tienen tratamiento y el éxito consiste en la detección temprana de ellas.

Un estudio de Biopsia posterior define exactamente la alteración celular del epitelio escamoso del cuello uterino. LEI (Lesión Intraepitelial Escamosa).

 

¿Cuándo hay cáncer invasivo?

Hay impasividad del cáncer cuando éste rompe el epitelio y logra diseminar a tejidos contiguos o a la distancia por vía hematógena linfática. En esta etapa hay varias sub fases que implican que el tumor esté confinado al útero, a la pelvis o se encuentre bajo la forma de metástasis en otros sitios. En estos casos el tratamiento es diferente y los resultados dependen de la subfase en la cual se encuentre el tumor. Entre más avanzado se encuentre, menos posibilidades tiene de estar viva a los 5 años luego del diagnóstico.

 

¿El cáncer de cérvix se desarrolla muy rápido?

No. Puede tardar años en iniciar una lesión tumoral y otros más en llegar a una lesión incurable. Todo depende de las interrelaciones de la mujer con los factores que favorecen la forma del tumor.

 

¿Cuáles son los aspectos clínicos?

Cuando la lesión se encuentra limitada al cuello uterino, la mayoría de los casos, ella es silenciosa, por lo que no hay m a n i f e s t a c i o n e s c l í n i c a s evidentes. El cáncer puede avanzar hasta producir una masa en el cuello uterino, situación que escasamente se evidencia hoy. En esta etapa es cuando los síntomas y los signos se hacen presentes, y aunque ellos no son típicos de un cáncer, porque otros padecimientos los pueden producir, tales como hemorragias vaginales después del coito, flujos anormales de cualquier tipo y hemorragias intermensuales. Se puede presentar dolor en la pelvis y a los lados, asociados con edema de miembros inferiores, sangre en la orina o incontinencia urinaria.

En el examen se observa el cuello mediante el colposcopio y con el apoyo de este instrumento se toma la muestra para la citología.

La citología es el mecanismo más efectivo para detectar oportunamente el cáncer de cérvix.

Una citología normal brinda a la paciente la seguridad de poder continuar disfrutando de sus sueños, de sus convicciones y su libertad. Y, una citología anormal le brinda la oportunidad de rápidamente someterse a una evaluación médica completa que le permita tener un tratamiento oportuno, y evitar que aparezca el cáncer, o eliminarlo. El cáncer que causa la mayor mortalidad en las mujeres colombianas es CURABLE siempre y cuando se detecte a tiempo.

¿Cuál es el cáncer de mayor mortalidad en la mujer?

El cáncer de cuello uterino es el cáncer más frecuente y de mayor mortalidad en las mujeres colombianas (hay zonas geográficas donde el cáncer de mama ocupa el primer lugar).

El cáncer de cuello uterino se desarrolla cuando las células que recubren el cuello uterino empiezan a cambiar lentamente hasta formar, con el paso de los años, un tumor que, detectado tempranamente mediante la práctica de la citología, es curable completamente.

Recomendaciones:

Por ahora, la única manera de prevenir un cáncer de cuello uterino es evitando la infección por VPH y teniendo un adecuado control sobre los factores que ayudan a la presencia del cáncer de cérvix.

Someterse a un examen para visualizar bajo colposcopia el cuello de útero e identificar anormalidades sobre el epitelio y concomitantemente tomar la muestra para la citología.

Una vez detectada cualquier lesión, someterse a un adecuado y controlado tratamiento que va desde procedimientos sencillos y rápidos hasta complejas cirugías con o sin radioterapia , quimioterapia u otras alternativas terapéuticas.

 

Signos y síntomas de alarma: Señales de peligro

Sangrados anormales: Entre periodos menstruales regulares

Después de relaciones sexuales.

Después de duchas vaginales o un examen pélvico.

Después de la menopausia.

Flujo vaginal persistente.

Dolor pélvico.

La aparición de estos síntomas y signos no siempre significa la presencia de cáncer, también pueden ser el resultado de otra enfermedad. La citología es el examen de selección para detectar oportunamente el cáncer de cuello uterino, cuando aún es curable.

 

Factores de riesgo

Relaciones sexuales a muy temprana edad

Múltiples parejas sexuales.

Una pareja masculina con muchas parejas previas.

Un elevado número de partos.

La presencia permanente del VPH del tipo que produce cáncer.

Exposición al cigarrillo.

Anticonceptivos orales.

Otras infecciones de la vagina y cérvix como los producidos por los microorganismos clamidias y el virus herpes.

¿TE GUSTARÍA RECIBIR NOTICIAS DE ACONTECIMIENTOS IMPORTANTES DE LA LIGA CONTRA EL CÁNCER SECCIONAL CALDAS?